Semifinal y final GC

Semifinal y final: sábado 7 de noviembre

1ª SEMIFINAL – ELEMENTOS: PRESIÓN – IDIOTA – INSOMNIO

UTÓPICO ATÍPICO

Definitivamente, no eran esas las tres palabras que esperabas. Observas la tarjeta y te sientes como un idiota, estafado por las piruetas de la informática. Vale, te dices, prueba otra cosa, habla en segunda persona, piensa en otros autores. ¿Qué hubiera hecho Bradbury en tu situación? ¿Cómo se hubiera sacudido la presión? Posiblemente pensando en estrellas lejanas, en hombres que entran en la atmósfera y arden, convirtiéndose en estrellas fugaces para quien los observa desde la tierra.

Sabes que hoy padecerás de insomnio, seguro. Darás vueltas en la cama pensando los cómo, los por qué… pero no habrá una respuesta verdadera. Solo palabras.

Palabras…

Observas al jurado: pensativos, se transforman en buitres, en pirañas, en lobos. Picotean sobre tu sintaxis, dan dentelladas a tu gramática, aúllan ante tu ortografía. Sientes la sangre palpitando en tu sien y sabes, ¡sabes! Que ellos la huelen.

De repente el escenario se convierte en un patíbulo, en una sala de ejecución donde el ordenador (bendito ordenador) se transforma en una soga. Y las palabras en el nudo que apretará tu cuello.

Decides terminar con el sufrimiento. Buscas el signo, el símbolo que acabe con todo de una vez por todas.

Revisas el teclado. Tercera, cuarta línea de teclas.

Lo encuentras. Lo pulsas.

Punto.

.Y final.

ARENA

HURRY UP PLEASE ITS TIME

Escribe rápido, no seas idiota. No importa la presión. Sí importa. Tienes cinco minutos, algo menos ya. HURRY UP PLEASE ITS TIME. A veces tengo insomnio pensando en el tiempo. Puedo escribir un cuento sobre estas tres palabras, puedo decir “tenía insomnio por la presión de los tres minutos, pero solo era un idiota”. Puedo decir “un idiota presionó al insomnio para que no jodiera más”. Puedo decir un cuento en que el insomnio sea por fin protagonista, rey de los idiotas presionados. Pero serán solo palabras. HURRY UP PLEASE ITS TIME. No pude comprender la realidad pero só a Eliot.

 

*Ganadora: ARENA

 

2ª SEMIFINAL – ELEMENTOS: NOTARIO – CRIMEN – GEMIDO


AGIBÍLIBUS

En el “Sálvame” de la nación un notario tomaba nota del discurso que soltaba el representante de la oposición. Mientras el Presidente soltaba un gemido porque dormitaba y soñaba sin cama, volver a ganar las elecciones. Un independentista trataba de hacerle cosquillas con una bandera catalana, mientras dejaba ver en su brazo un “VIVA ESPAÑA” tatuado. La comunista veía en su tableta unos zapatos que costaban un crimen para luego comprarlos con su Visa oro. Un ecologista vegano, engullía un chorizo procesado en lo que gritaba: “DESPIERTA MARIANO”

RONNIE FOX

08:30. El querido amo ha vuelto a despertarnos de un portazo, sin la mejor delicadeza. Es notario, y cree que puede hacer cualquier cosa. Empieza el día, el gran día, el día en el que volcamos todas nuestras esperanzas, al que llamamos: DÍA P.

08:43. Chuck Norris al fin se ha despertado, no sé cómo sus ronquidos no lo mantienen con insomnio crónico. Empieza siempre con ese gemido tan característico, y después babea la alfombra. No veo la hora de que nos vayamos. Para siempre.

09:30. Nada pasa, otra vez la criada ha vuelto a pisarle la cola al bobalicón de Chuck, ni se entera. Se ha lamido las pelotas un centenar de veces.

13.40. Hora de comer.

15.50. Hora de la siesta.

21:30. Al fin el notario ha vuelto. Siempre llega a casa y nos mira con ganas de cometer un crimen.

21.35. Empieza la operación. Estamos todos listos. Nada puede fallar. Llevamos preparándonos semanas, desde que vimos a aquel Gran Danés cruzar ante nosotros. Chuck ni se entera. Qué chucho más pesado. Pero hoy es el día, al fin vamos a abandonar a esta estúpida criatura, torpe, gandula, sin ninguna ambición.

22.40. Hemos fracasado. Toda la colonia está entrando en colapso. El gran Chuck Norris hizo honor a su nombre y en el momento en el que iniciábamos la operación de desalojo tropezó y el Gran Danés se alejó. Ahora estamos en la hora del baño. Nos han descubierto.

¡Sálvese quien pueda! ¡Sálvese quien pueda”!

* Ganadora: RONNIE FOX

 

FINAL – ELEMENTOS: SUSPIRO – REBELDE – VÉRTIGO

ARENA

 EN BUSCA DEL ORIGEN

-¿Qué haces aquí? –me dijo-. ¿Cómo has llegado al fondo de esta biblioteca?

-Soy la arena de tu libro. Pero soy una arena rebelde.

Borges no pudo contener un suspiro.

-Tanto trabajo para esto –dijo. Una cucaracha se deslizó entre los viejos anaqueles.

-¡Gregorio Samsa! –dije, y también suspiré.

El viejo Borges no me hacía caso. Caminé por pasillos interminables. Y lo oía decir “ no te mates, no te mates como yo hice. Como Borges hizo”

Miré al fondo del patio. Y solo había vértigo.

 

RONNIE FOX

Cuando haces algo malo en la vida, algo como ir puesto de coca a una casa a robarla y matas a toda una familia, te esperas que algo malo vaya a pasarte. Y no me refiero a ir a la cárcel, que fui, ni a los remordimientos de conciencia. Hablo del infierno. Nadie nos cuenta la verdad. Ni siquiera para un rebelde como yo aquello fue bonito. Me lo merecía sí. El paso a mi reencarnación fue como un suspiro, ni siquiera sentí vértigo. ¿Mi castigo? Reencarnarme en un dibujo infantil. Podeis pensar que es hasta inocente, dulce, que no hay nada de malo en ello. Pero estás ahí, con líneas en la cara, con el dolor en los dedos –si es que llegas a tener dedos-, inmóvil, sin escapatoria.

-¿Cuándo acabará esta tortura?- grité ya cansado. Me respondió la casita torcida a mi derecha.

-Cuando nos rompan, cuando nos borren, cuando desaparezcamos y acabemos de una vez este purgatorio.

Era lo peor que jamás iba a pasarme. Tenía tanto tiempo de pensar en lo que había hecho. Aquella familia era tan parecida a la que yo había…

Pero entonces me fije en las caras que se paraban frente a mí, porque estábamos clavados en el frigorífico, con imanes. Sonreían. Y pasaban los años, y seguían sonriendo. Y Matilde, aquella niña que nos había dibujado, se iba a la universidad, y éramos un precioso recuerdo. Lo seguimos siendo cuando Matilde tuvo hijos y nos enseñaba con orgullo.

Fue la mejor vida que he tenido, porque comprendí que tenía sentido para alguien, que tenía alma al fin y al cabo, que era historia –pequeña, íntima, de plastidecor, en dos dimensiones-. ¡Pero qué historia tan bonita era!

* Ganadora: ARENA